El pequeño espacio de Libélula Latina.

Monday, October 20, 2014

Dos aperitivos divertidos de preparar con Oreos y Wheat Thins

Esta compra ha sido compensada por Collective Bias, Inc. y su anunciante. Sin embargo todas las opiniones expresadas son sólo mías. 
#SpookySnacks #CollectiveBias 



Una de las razones principales en que nos encanta esta temporada, es por la elaboración de Snacks para el día de Halloween. Es la época en que las personas dejan volar su imaginación para presentar a amigos y familiares esas deliciosas y divertidas recetas que nos dejan con un buen sabor de boca y una sonrisa en la cara.

Mis hijas aún están pequeñas, y debo cuidar que la celebración aunque sea de brujas, no sea escalofriante para ellas. Podemos decorar, preparar comidas o utilizar disfraces sin necesariamente representar un modo grotesco o con el que los niños puedan asustarse fácilmente.

Por eso me encantó encontrar estos dos ingredientes para preparar algo divertido, delicioso y del gusto de chicos y grandes.

Quién no adora las galletas oreo, por ejemplo. Que en este caso decoramos como si fueran unas muñecas vodoo. O a quién no le encantan los deliciosos dips, que en este caso elegí una opción fria a pesar del fresco de la temporada.


Fácil de encontrar son estos ingredientes en tiendas como Walmart, y el resto seguramente lo tendrás ya en casa.

Dos aperitivos divertidos de preparar con Oreos y Wheat Thins

Dip de cangrejo con queso crema

Ingredientes:
  • 2 paquetes de queso crema suavizado
  • 1 lata de 12 oz de cangrejo desmenuzado
  • 1/4 de taza de crema
  • 1/4 de taza de queso rayado
  • 1 cucharadita de salsa picante
  • 1/2 taza de cebollines verdes picados
  • Pimienta con limón para condimentar
  • Sal al gusto
  • 1 paquete de Wheat Thins original para servir

Opcional: chile morrón rojo y naranja para decorar.

Procedimiento:
  1. En un recipiente coloca el queso crema, y desmenuza con un tenedor.
  2. Agrega los cebollines y la crema, y revuelve ligeramente.
  3. Agrega entonces el queso y la salsa picante y revuelve nuevamente hasta integrar todos los ingredientes.
  4. Sazona con la pimienta con limón y sal.


Coloca el dip sobre papel autoadherible, en este caso encontré una charola en forma de calavera lo que facilitó el darle forma. Pero aún sin ella puedes lograr la forma que desees. 
**El plástico ayuda a que el dip no se pegue en tus manos.
Cubre con el plástico y da la forma que desees, refrigera al menos una hora antes de colocar en una charola o plato para servir.

Pasado el tiempo coloca la calavera en un plato para servir y decora con los chiles morrón, figurando los ojos, nariz y dientes.
Sirve con las Wheat Thins original.

Tip: Este dip es especialmente para adultos, pero si sirves a tus niños omite la salsa picante.

Para ellos puedes servir el siguiente postre fácil de hacer, divertido y del gusto  de ellos.

Vudú Dolls con Galletas Oreo

Para elaborarlo necesitas:

Galletas Oreo
Betún simple (yo usé uno que tenía en casa hecho con queso crema)
Colorantes vegetales para comida (preferentemente negro)
Dulces de chocolate cubiertos


Lo que hicimos fue simular una muñeca vodoo con el betún, los dulces de chocolate simulan uno de los ojos y mezclamos dos cucharadas de betún con colorante negro para dibujar una x en lugar del otro ojo y la boca, que parece como si fuera cocida.

Como vez estos dos aperitivos son de lo más fácil y divertidos. Anímate a prepararlos con tus hijos al mismo tiempo que compartes tiempo con ellos.

Si deseas hacer estos aperitivos, aprovecha el próximo demo que se realizará en las tiendas Wal-Mart de tu localidad, donde estarán dando demostraciones con varios productos como Fanta, Oreos y Wheat Thins. Este demo va a realizarse el próximo 25 de Octubre, HAZ CLICK AQUI para ver tu tienda más cercana.

¿sueles preparar aperitivos divertidos para el día de Halloween?

Cards for kids: a simple way to make a birthday girl feel special

This shop has been compensated by Collective Bias, Inc. and its advertiser. All opinions are mine alone. 
#KidsCards #CollectiveBias 
**En Español al final del post.

Camila has been waiting for this birthday since she turned 4. Yes, the moment she blew out the candles on her 4th birthday cake and opened one of the kids cards we gave her, she was already thinking how far her 5th birthday was. Maybe because being 5 meant she would be able to go to kindergarten, or maybe because she just found birthday parties special.

We've been planning for her birthday for a few months, but since we would be in Chicago for the Chicago Marathon, it was a little bit of a challenge to make sure everything was perfect for her. We really wanted to celebrate her day in that city, but time wasn't enough. She was a little disappointed and even cried because she said her so special fifth birthday, wasn't so special after all. We promised her once we got home she would have her special celebration and she agreed.

At home we had the cake, her present and her beautiful princess dress. She even had a special Hallmark card I got for her at Walmart . She really was happy and the incident in Chicago was soon forgotten. She loves princesses, and this card seemed to be made just for her. Since she was going to wear a princess dress, I wanted to make things even more special by making a royal chest out of a box. It was so easy to make it. I used a simple box, glued some paper all over it and then painted with brown acrylic paint. After a couple of coats, I also added some golden touches, to make it look like a real wood chest. The interior was also painted in gold. Inside the chest I put the card with her name on the envelope, a few chocolate coins wrapped in gold foil and a set of plastic jewelry.


She was thrilled! not only to find a little treasure inside the chest, but because the card had one of her favorite princess on it. Once she started to "pop" the card, she realized it wasn't just a card, it was a poster! And guess what? the poster was bigger than her!




After this day I realized you don't need fancy things to make a little girl feel special. Sometimes, simple things are the best. She sure loved eating chocolate cake, or wearing the dress I make for her, but most of all, she loved that pretty and special card and how we make sure she had a Happy Birthday.




































Can't wait to buy more cards like these, specially because with the Hallmark Rewards program, every time you buy 5 cards at Walmart you earn rewards! I know a few kids who would be happy to receive a poster card for birthday or just because.

How do you make your children feel special on their birthday or any other day?

If you need a few ideas on how other moms share their love for their kids trough cards and to sign up for the Rewards Program make sure to visit the Hallmark Rewards Site


-----------------------------------En Español-----------------------------------


Esta compra ha sido compensada por Collective Bias, Inc. y su anunciante. Sin embargo todas las opiniones expresadas son sólo mías. 
#KidsCards #CollectiveBias 

Camila ha estado esperando por este cumpleaños desde que cumplió 4. Si, desde el momento en que sopló las velas de su pastel en su 4to cumpleaños y abrió una de las tarjetas para niños que le obsequiamos, ella ya estaba pensando cuánto tiempo faltaba para cumplir 5. Tal vez porque al cumplir 5 significaba que empezaría ir al Kinder, o tal vez porque se había dado cuenta que las fiestas de cumpleaños eran especiales.

Habíamos estado planeando su cumpleaños por un par de meses, pero como para ese día estaríamos en Chicago para el Maratón, sería un reto asegurarnos que todo estuviera perfecto para ella. De verdad deseabamos celebrar su gran día en esa ciudad, pero el tiempo no fue suficiente. Ella estaba un poco desilusionada e incluso lloró porque decía que su cumpleaños número 5 no había sido tan especial después de todo. Le prometimos que una vez que llegáramos a casa ella tendría esa celebración especial y estuvo de acuerdo. 

En casa tuvimos el pastel, su regalo y su hermoso vestido de princesa. También tuvo una tarjeta especial de Hallmark que encontré para ella en Wal-Mart. Estaba feliz y el incidente en Chicago estaba olvidado. A Camila le encantan las princesas y esta tarjeta parecía hecha sólo para ella. Como estaría usando un vestido de princesas, quice que las cosas aún más especiales y le hice un cofre real con una caja. Fue muy fácil de hacer. Utilicé una simple caja, le pegué papel alrededor y después pinté con pintura acrílica. Después de un par de capas agregué unos toques en color dorado para hacerlo lucir como un cofre de madera. El interior estaba pintado en oro. Adentro del cofre coloqué la tarjeta con su nombre en el sobre, unas monedas de chocolate envueltas en papel aluminio dorado y unas "joyas" de plástico. 


¡Estaba encantada! no solamente de encontrar su pequeño tesoro dentro de la caja, sino porque la tarjeta tenía una de sus princesas favoritas dibujada en ella. Una vez que empezó a abrir la tarjeta, se dió cuenta que no era una simple carta sino ¡un poster! ¿y sabes qué? ¡el poster estaba más grande que ella!




Después de esto me di cuenta que no se necesitan cosas de lujo para hacer sentir especial a una niña. A veces las cosas simples o sencillas funcionan mejor. Por supuesto que le encantó comer pastel de chocolate o usar su vestido de princesa que le hice, pero más que eso, le encantó esa tarjeta tan bonita y especial y cómo nos aseguramos de que ella tuviera un Feliz Cumpleaños.





































No puedo esperar a comprar más tarjetas como esta, especialmente porque con el Programa de Hallmark Rewards, cada vez que compras 5 tarjetas en Walmart ¡puedes ganar recompensas! Conozco a unos cuantos niños que estarían felices de recibir una tarjeta-poster para su cumpleaños o simplemente por que sí.

¿Cómo haces sentir especial a tus niños en su cumpleaños o cualquier otro día?

Si necesitas algunas ideas de cómo otras mamás comparten su amor por sus hijos a través de las tarjetas o si deseas inscribirte en el programa de recompensas, asegúrate de visitar Hallmark Rewards Site

Sunday, October 19, 2014

¡Cumplí mi meta de correr el primer Maratón y fue en Chicago!


Recuerdo como empezó todo. Estaba publicando una foto en mi cuenta de Instagram después de haber salido a correr, cuando revisando las fotos que tenían el mismo hashtag que había utilizado yo, me encontré con las fotos de las personas que acababan de participar en el Maratón de Nueva York.

Ver todas esas fotos fueron no solamente una motivación, sino una especie como de llamada de lo que sería mi próxima meta: correr mi primer maratón. A pesar de tener alrededor de dos años corriendo, y de que acababa de correr mi primer medio maratón en la Ciudad de Chicago, nunca me había pasado por la idea siquiera de correr una distancia mayor a 13.1 millas, ¡mucho menos 26.2!

Pero la manera en como todas esas personas disfrutaban, todos los obstáculos que habían sobrepasado y el trabajo que llevaron a cabo para llegar ahí, me hicieron animarme a ponerme esa meta para el 2014 y lo hice publico en una actualización de estatus en mi cuenta personal de facebook:

En ese momento estaba tan emocionada que nunca me puse a pensar en dónde sería, cómo lo haría o simplemente qué necesitaba para inscribirme. Poco a poco fui investigando, y llegué a la conclusión de que lo más práctico sería correr en un lugar que ya había corrido antes, y que no quedara tan lejos de casa, fue cuando puse mi meta en Chicago.

Cuando anunciaron qué día se abrirían las "pre-inscripciones", recuerdo haber puesto el evento en mi calendario para que no se me pasara, me anoté como seguramente lo hicieron miles de personas más, y esperé más de una semana para saber si había sido aceptada para correr.

Cuando me llegó mi correo diciéndome que había sido aceptada, sentí que el corazón se me salía del pecho, una cosa es decir "quiero correr" y otra "voy a correr". Ahora las cosas eran reales, ahora si no podía poner excusas. Qué locura de nosotros los corredores cuando nos emocionamos y alegramos cuando somos elegidos para participar en una carrera a través de un sorteo y más aún que tenemos que pagar para hacerlo. Pero solo nosotros entendemos lo que es ponernos una meta, y trabajar para lograrla. Sólo cuando te conviertes en un corredor te das cuenta lo que simplemente correr significa.

Me inscribí y empece a revisar planes de entrenamiento. Leí información sobre primeros maratones una y otra vez y todo apuntaba a que necesitaba un plan de al menos 20 semanas. Eso indicaba que tenía que empezar a entrenar en Mayo, para estar lista para la fecha del Maratón de Chicago que sería el 12 de Octubre.

Antes de Mayo tenía dos carreras más, dos medios maratones a los que me había inscrito como manera de mantenerme en movimiento, y que de alguna manera me sirvieron de distracción pero también de entrenamiento previo al "entrenamiento" Yo sé, suena complicado, pero si alguna vez te interesa correr un maratón sabrás a lo que me refiero.

No quiero extenderme mucho en cuanto a como me fue en el entrenamiento. Basta decir que muchas veces tuve la idea de "tirar la toalla", de olvidarme del maratón y enfrentar la realidad de que este año simplemente no sería. Pero la idea de renunciar, y quedarme con la idea de "y que tal si si podía" simplemente no cabía en mi cabeza y decidí seguir aún con algunas dudas.

Otras tantas expresé mis temores a mi marido, a mis hijas, a mis amigas. Todos coincidían en que debía hacerlo -"como ellos no son los que van a correr"- pensaba. Pero hasta el 12 de Octubre entendí que si ellos me lo decían es porque creían en mí y que como mi hija me dijo "haz trabajado tan duro para llegar aquí".

Me hice de tripas corazón y terminé el entrenamiento, y aún cuando la distancia más grande que había recorrido era de 16 millas (muchos recomiendan correr al menos una vez 20 durante el entrenamiento) no dejé que eso me nublara el pensamiento.

El día antes de la carrera acudimos a recoger nuestro paquete. Una playera, nuestro número y algunas otras cosas que estaban ofreciendo. Increíble la emoción que se sentía, y eso que aún no empezaba la carrera.

La noche antes de la carrera no podía dormir. Desperté varías veces porque no quería que se me hiciera tarde. A las 2 de la mañana simplemente no podía dormir más y la ansiedad me estaba consumiendo. Finalmente la alarma sonó a las 4:30 y estaba lista para levantarme. La idea era salir del hotel antes de las 5:30 porque por la distancia del hotel y lo que me tomaría desplazarme en el tren indicaba que al menos haría 1 hora de camino. Después de la experiencia entiendo que no era tan necesario levantarme antes de las 5, pero ahora lo sé para la próxima vez.

A la hora que llegué al Parque donde se reunirían todos los corredores, la temperatura estaba en los 40's, no terminaba de amanecer y aún había pocos corredores reunidos. No fue sino cerca de las 7 que el lugar empezó a llenarse. La primer ola de corredores en salir fue a las 7:30 y la segunda que fué donde me tocó a mí a pesar de estar programada para las 8, no salimos hasta las 8:30.

A pesar de haberme inscrito para ir en un grupo de personas que terminarían de correr en menos de 5 horas, perdí al encargado del grupo desde la línea de salida, así que me limité a correr a una velocidad que me permitiera seguir y terminar, y no dejé que la adrenalina se apoderara de mí. Créeme, es fácil hacerlo cuando ves a todos los corredores al lato tuyo ir más rápido, cuando sientes el entusiasmo de los expectadores y los gritos de apoyo de los voluntarios.
Aunque mi principal meta era terminar, me inscribí en este grupo pensando que terminaría en 5 horas o menos.

Esperando para cruzar la línea de salida









La primera milla se fue como agua, y entonces llegó la tercera (5km), la sexta (10k) y poco a poco estas se iban acumulando. Antes de llegar a a milla 8 tenía unas ganas inmensas de usar el baño. Había leído que esto no era recomendado por las largas filas, pero cuando llegué a la milla 9 sabía que tenía que hacerlo, por suerte la fila era de unas 6 personas, así que no perdí mucho tiempo.

Me prometí que no tomaría "descansos" caminando antes de las 13 millas, y así fue. Después de las 13 llegaron las 15, y cuando menos lo pensé, ya estábamos en la 18. Para entonces sentía miedo, porque nunca antes había corrido más de 16 y trataba de enfocarme específicamente en la milla que estaba corriendo y no hacerlo a futuro, tenía miedo también de la famosa "wall" que todos temen al llegar a la milla 20. Pero no fue así. En ratos caminando y la mayor parte del tiempo corriendo, llegamos a la 20, después a la 21 y sin mucho pensarlo, ya estábamos en la 22. Al llegar a la milla 24 de repente se nubló y el clima se puso más frío, aunque no sé si era el efecto del sudor sobre mí, el cansancio de mis rodillas y la idea de que casi llegaba a la meta.

Al llegar a la milla 25 estaba a punto de llorar, y no tanto por saber todo lo que había recorrido, sino porque sentía que ya no podía y que me iba a dejar caer en cualquier momento. La idea de estar tan cerca, pero a la vez tan lejos me aterrorizaba. Deje de mirar a la gente y a los otros corredores, cerré los ojos muchas veces y me concentré en seguir un paso después del otro y cuando menos lo pensé, vi el letrero que decía que nos faltaban 800 metros, luego 400 y finalmente podía ver el letrero de "Meta". Y hasta ahí llegué, no tanto corriendo pero tampoco caminando, trotando dirían algunos, pero no importaba.

Creí que cuando cruzara la meta me soltaría a llorar, era la única imagen que podía ver de mi antes de correr esas 26.2 millas, pero no sucedió. Sentía que lo haría, pero no fue así. Recibí mi medalla de que había terminado y el voluntario que la puso sobre mi cuello me sonrió, me felicitó y simplemente me dijo "Lo hiciste".
Tiempo no oficial de lo que me tomó correr esas 26.2 millas.


NUNCA VOY A OLVIDAR ESTE PRIMER MARATÓN. Como siempre he dicho yo y lo han expresado otros corredores: los que corremos nunca lo hacemos solos. Generalmente traemos a nuestra familia en nuestros pensamientos, a Dios (para los creyentes) en nuestro corazón,  además de a otros corredores que saludamos en el camino. Lo especial de este maratón en Chicago, fue precisamente eso, que NUNCA estuvimos solos, y parte de eso fue gracias a sus Voluntarios y los Expectadores.

Ahora entiendo porqué este Maratón es de los más buscados para ser la primera experiencia. La gente nunca deja de aplaudir, de saludarte, de decirte que si puedes.

GRACIAS
Gracias a mi familia que nunca me abandonó. 

Gracias a mis amigos que me acompañaron virtualmente. Gracias a los niños que me saludaron en el trayecto. Gracias a los voluntarios que nos asistieron durante el camino. Gracias al joven que me encontré en la milla 24, que ya traía su medalla de que había terminado la carrera, me dio un apretón de manos y me dijo "yo se que duele y estás cansada, pero ya casi llegas y una medalla como esta te espera". Gracias a la señora en la milla 25 que me saludó de mano también y me dijo muy segura "ya solo falta una milla".

Gracias por haber tenido esta experiencia. Nunca sabes de lo que eres capaz, hasta que lo haces.
Y de acuerdo a mi aplicación de Nike+ ahora soy "Maratonista"

Seas o no corredora, ponte una meta, las metas nos ayudan a seguir adelante, a darnos cuenta de lo que somos capaces. Con mucho esfuerzo, dedicación y trabajo, lo que te propongas puedes lograrlo.

Gran Experiencia para mí y espero que un poco de inspiración para otras personas. Correr literalmente "me mueve" y me encantaría que también pudiera moverte a tí. 

Si eres principiante, adelante. Si tienes tiempo corriendo, no pares. Correr nos brinda algo más que una manera de ejercitarnos. ¡Nosotros podemos!
09 10